Año nuevo en Lobitos [Perú]

De Guayaquil a Tumbes

A pocos días para dar fin al año 2010, decido ir a Lobitos, un lugar del que no tenía ninguna referencia. La cuestión fue que conseguí un contacto que me ayudaría con el hospedaje allá.   El bus que me llevaba directo a Tumbes en Perú, salió de Guayaquil en la noche. A eso de la madrugada hicimos la primera parada en migración para sellar la salida del país, la segunda parada fue en Aguas verdes, lado peruano, aquí tenía que llenar unos papeles que me habían entregado al comprar el boleto, tiempo de estadía, destino y ese tipo de cosas, al ubicarme en la fila apareció un tipo (avivato) ó sabido como le decimos en mi país, el cual me pidió los papeles para llenarlos sin habérselo pedido, como no sabía, pensé que lo hacía de buena fe, pero no era así.

Minutos más tarde me percaté que el mismo tipo estaba pidiendo dinero a un par de mochileros por haberlos “ayudado”, después de ver eso me puse pilas, y le comenté al encargado de sellar la entrada lo que me había pasado, el me respondió, “si tú quieres dale dinero”.

Ya al salir del puesto de migración vi al tipo que me estaba esperando para recibir su comisión, simplemente pase y le devolví esos papeles.   Subimos al bus y llegamos a la estación de Tumbes unos quince o veinte minutos más tarde. Todavía era muy temprano cuando llegué me senté y esperé ya que escuché al controlador decir que era un poco peligroso ir a coger las furgonetas que iban a Máncora a esa hora, por otro lado los choferes de las tricimotos estaban a la pelea por llevar pasajeros.

Vi que un grupo de colombianos conversaban con un ecuatoriano, su destino también era Máncora, decidí acercarme y unirme a ellos para ir hasta el puesto de furgonetas. Tomamos una tricimoto y en pocos minutos llegamos, me pareció que el tipo que nos llevó nos cobró demás ya que al regresar para Ecuador vi que la distancia que recorrimos era corta.

Anuncios