De Ipiales a Pasto

A la mañana siguiente tenía que viajar a Pasto, pero antes de eso, desde temprano aproveche para recorrer un poco.

Diego, el esposo de Sandra me acompañó hasta la parada de los taxis que iban al santuario de Las Lajas, en unos 10 minutos estuve en el lugar.
P1000171

Además de ir al santuario también pude visitar el museo que había en el sitio. Después de sacar algunas fotos, tuve que regresar, esta vez caminé algunos minutos, hasta una caseta desolada que era la parada de bus.

Cuando llegué a la casa de Sandra me invitaron a almorzar y después de eso, me acompañaron al terminal.

Fueron como dos horas que le tomó al bus para llegar a Pasto. Una vez aquí empecé a recorrer un poco del centro de la ciudad. Después de un rato fui a buscar algo para merendar y ya que no había mucho por hacer fui al Hostal Koala Inn, para pasar la noche.

Al rato me encontraba viendo dibujos animados en el área común ya que eso era lo que el hijo de la señora encargada quería.

Habían pocas personas en el hostal, una pareja de ingleses y Ben, un colega de Alaska que practicaba parapente y que también se encontraba  de paso por Pasto, pues debía seguir para el Sur.

Intercambiamos un poco de información sobre los lugares en que había estado, y después ya me fui a descansar.

Anuncios