De Portete a Canoa

Luego de haber pasado dos noches en esa tranquila isla tenía que seguir con mi próximo destino, Canoa. Nos levantamos y desayunamos, aunque la idea de José era quedarse más tiempo, también cogió sus cosas para irse.

P1000735

P1000736

Ya con las maletas encima nos encontramos con un argentino con quien conversamos un poco, por curiosidad le preguntamos si conocía a Tito Padovani y nos dijo que su casa estaba cerca. Fuimos a la casa de este colega y finalmente lo encontramos, el es dueño de un hostal y después de conversar un poco con el José le dijo si podía poner su carpa ahí, para pasar la noche, el decidió apoyarlo.

Tras despedirnos Tito me comentó que era posible ir a Canoa por medio de un bote hasta Cojimíes, tomar un bus hasta Pedernales y de ahí otro más hasta Canoa.

Seguí caminando hasta la orilla y pregunté cómo podía hacer para llegar a Canoa y cuantas horas me tomaría en un bus. Después de que el señor me explicara me subí en el bote y por coincidencia uno de sus compañeros acababa de salir, prendió el motor y salimos rápido para alcanzarlo. Casi y no nos ve pero a la final lo alcanzamos,  y me fui con ellos hasta Cojimies.

P1000738

P1000740

Aquí hice exactamente lo que me comentó Tito, tome un bus hasta Pedernales y luego otro hasta Canoa. Cuando lleguè pregunté por el Iguana Camping donde atendía Chris, una alemana. Tras negociar, armé la carpa y salí  para almorzar y buscar un cyber.

En el camping estaban unos alemanes con quienes conversé un rato. Como había buen sol aproveche para ir a la playa, después fui por una cerveza y hacer compras para la merienda.

No sé si era por el día de la semana pero no hubo mucho movimiento en la noche.

Al día siguiente después de desayunar fui a recorrer hacia el lado donde habían unos cerros.

P1000745

P1000746

Tras haber caminado algún tiempo me acerqué a una casa donde estaban haciendo unos arreglos, pregunte si me podían regalar un poco de agua ya que estaba muerto de la sed. Resulto ser que el dueño era un señor retirado que venía de California para quedarse a vivir ahí.

P1000749

Tras agradecer por la ayuda seguí caminando.

P1000751

P1000754

P1000750

P1000761

 En cierto punto el camino parecía perderse entre la vegetación, pensé que vi lo suficiente y regresé. Ya en el pueblo fui a almorzar y más tarde a recorrer el otro lado de la playa.

La idea era  pasar al menos un día más en Canoa, pero decidí comprar el boleto para viajar a Quito en la noche.

Nuevamente en el hostal fui por una cerveza y estuve conversando un poco con Kira. Por la noche después de merendar, ducharme y armar la maleta, salí hasta la oficina del bus que me llevaría a Quito.

A diferencia de Montañita, Canoa aun no esta tan saturada, definitivamente un buen lugar para relajarte y disfrutar la temporada de playa.

Anuncios