De Vilcabamba a Zamora

Me levante temprano a desayunar y arreglar mis cosas. Me despedí del pana polaco quien un día después iría a Perú.

Antes de salir, tome las ultimas fotos del camping y de Vilcabamba.

P1000313             P1000314

P1000315       P1000316

P1000318           P1000319

P1000320

Tuve que regresar a Loja, pues quería recorrer un poco de Zamora. Llegar a esta ciudad me tomo como tres horas. Su clima era mucho más cálido en comparación con el agradable clima de Vilcabamba.

P1000321

Había escuchado que aquí era muy popular comer ancas de rana, y no quería irme sin antes haberlas probado. Viendo en la terminal los pueblos y distancias que había me fui a Yantzaza.

P1000324                P1000325

Cuando llegué fui a ver algunos locales que ofrecían este manjar, pero ninguno me convenció. Pregunte a un taxista sobre algún lugar donde se pueda comer ese plato,  me recomendó una hostería, a la cual me dirigí.

Pregunte, y sí tenían ancas de rana. El precio ($9) estaba un poco fuera de mi presupuesto, pero una vez al año no hace daño. El sabor era algo parecido al pollo tal vez debido a que estaba apanada, sin embargo su textura era un poco más resistente a la mordida.

P1000328

Cuando termine pregunte a los dueños del lugar sobre algún lugar para visitar. Me comentaron de unas cascadas, pero aseguraban que hasta llegar allá sería muy tarde.

P1000330

Sin pensarlo dos veces regrese a la terminal de Yantzaza para tomar un bus a Zamora e inmediatamente a Loja, a la cual llegué ya por la noche. Después de comprar mi boleto para Guayaquil, aún tenía tiempo de recorrer un poco. Pregunte por la puerta de la ciudad y me fui a pie hasta allá.

P1000331        P1000333

Al regresar y nuevamente cerca del terminal merendé una buena chuleta con menestra y horchata. Con eso terminaría mi visita a Loja.

Anuncios