Yasuní: Día 2

Desperté con un sonido muy particular, pensé que era algún jaguar pero no, se trataban de monos aulladores que estaban cantando por la copa de los arboles no tan lejos de donde habíamos acampado.

La primera actividad de este día comenzó muy temprano. Una vez que cogimos las cámaras, nos dirigimos a una parte donde había un tronco en el cual tanto loros y guacamayos se acercaban para comer de el.

P1000858

P1000864

P1000863

Muy Cerca había un árbol enorme con el que sacamos algunas fotos, también encontramos huellas de un tapir, el cual según Don Guillermo, iba por las noches a revolcarse en un charco.

Termitas

P1000868

Todo el lugar estaba cubierto por neblina, pero un poco más tarde  fue increíble ver como toda esta se levantaba permitiendo al sol iluminar completamente el lugar.

P1000870

Ya de  regreso al campamento para desayunar, nos encontramos con algunas hormigas culonas que habían caído en la laguna. Don Guillermo nos comentaba que estas se podían comer.

Hormiga culona

Una vez que llegamos y desayunamos nos alistamos para una caminata. Salimos y llegamos hasta un lugar donde fue necesario bajarnos para empujar al bote y llevarlo más a la orilla. Empezamos a caminar mientras Don Guillermo nos explicaba algunas cosas que íbamos encontrando en el camino.

Peine de mono, se lo utiliza como peinilla.

Peine de mono

Llegamos a una parte  en donde no crecían ningún otro tipo de planta excepto una en especial, a eso le llamaban la huerta del diablo.

También pudimos ver al curare, una planta venenosa de la que los nativos extraen veneno para cazar.

Seguimos y Don Guillermo cogió una rama delgada, la partió y empezó a comer los insectos  que habían dentro de esta, se trataba de las hormigas de limón. Quise probar también y  afirmativamente tenían el mismo sabor.

Hormiga limon

Nos encontramos con la famosa liana del sediento, de la cual salía agua, para  sorpresa y agrado de nosotros estaba fría.

liana de agua

Árbol de papel

arbol de papel

P1000883

P1000886

P1000888

Después de casi tres horas y un poco mas de haber caminado volvimos para almorzar.

P1000890

P1000898

Salimos nuevamente, esta vez para ver a los delfines rosados. Al parecer habían dos en la laguna. No pude sacarles una foto pero al menos,vi el lomo de uno de ellos, en ese momento se movían por distintas partes ya que estaban buscando peces para comer.

P1000897

Con el calor que hacía todos teníamos ganas de meternos en la laguna a nadar pero Don Guillermo nos comento que en los últimos meses se escucharon casos de caimanes y boas que habían atacado a personas.

Nos dijo que si deseábamos podíamos hacerlo en el río Napo el cual estaba frente a su casa. Sin embargo ahí también habría que tomar ciertas precauciones, debido a que había un pescadito llamado canero, el cual era famoso por meterse en los genitales de hombres o mujeres.

Dicho eso nos relajamos en el campamento por un buen rato. Más tarde salimos nuevamente a ver a los delfines y el atardecer.

P1000907

P1000899

P1000909

P1000914

P1000916

Regresaríamos para merendar y después a descansar.

Anuncios