Megadeth / Black Sabbath en Bogotá

A la mañana siguiente me levante temprano, quería comprar algo para poder compartir con todos en el desayuno.

Fui a un mercado que estaba cerca, pero aun no abrían. Sin embargo pude encontrar una tienda bien surtida donde compre lo que necesitaba.

Los únicos que pudimos desayunar fuimos Roman y yo, ya que éramos los  únicos despiertos. Como el concierto era en la tarde, fui a visitar el Museo del Oro.

P1000225   P1000204          P1000248

P1000241   P1000242

P1000251

P1000244    P1000226

P1000252

P1000237   P1000249

Aun tenía tiempo asi que regrese al departamento, pues más tarde me encontraría con Andoni, un inglés que también iría al concierto.

P1000255   P1000254

P1000256

Una vez que pudimos encontrarnos, nos dirigimos al parque Simón Bolívar. Nos tomo un poco de tiempo llegar, pues ninguno de los dos conocía muy bien la ciudad, pero finalmente llegamos. Ya en el lugar conversamos con un grupo de gente, quienes nos regalaron cerveza.

Estábamos esperando a Bruno, un uruguayo que también nos iba a acompañar, pero después de una llamada nos indico que ya estaba adentro, así que ingresamos.

Cuando ya nos encontramos, fuimos a buscar un lugar, para ese entonces la banda telonera Stoneflex ya estaba tocando.

Una vez que su turno terminó, era cuestión de minutos para que toque la leyenda del thrash metal, Megadeth. La primera vez que fueron a Ecuador no pude verlos, pero eso estaba a punto de cambiar.

Cuando la prueba de sonido termino, vino lo bueno. Que mejor manera de empezar su presentación con un clásico del Rust In Peace, Hangar 18. La respuesta de todos fue inmediata, para seguir deleitándonos continuaron con Wake Up Dead, y otro excelente tema In My Darkest Hour.

P1000265

Después de eso vendría Kingmaker de su más reciente disco, seguida de   Sweating Bullets, Tornado of Souls más She-Wolf. Era el turno de escuchar un tema muy popular de la banda, Symphony of Destruction, el cual fue cantado por todos.

Una vez que terminaron esa canción sonó el bajo de David Ellefson, lo que nos indicaba el comienzo de Peace Sells, personalmente me pareció uno de los mejores momentos del concierto. Increíble tema.

Y para terminar su presentación, otro clásico mas, Holy Wars… The Punishment Due. Excelente presentación de Megadeth, el repertorio que se mandaron fue excelente, aunque me pareció que fue un poco corto el tiempo que tuvieron para tocar.

Después y mientras se hacía la prueba de sonido para Black Sabbath se podía escuchar al maestro Ozzy Osbourne bromear un poco con el micrófono.

No mucho después cuando ya estaba todo listo, sonaron las sirenas de War Pigs, la primera vez que vi a Ozzy Osbourne en Quito tocar esta canción fue algo alucinante  pero esta vez fue aun más especial.

Varias generaciones de metaleros presentes en el concierto estallaron en gritos de felicidad, no podía ser de otra manera.

Luego de esto se vino otra joya Into the Void. Cuando este tema termino se mandaron lo que para mí era una sorpresa, uno de mis temas favoritos del Volume 4, Under the Sun/Every Day Comes and Goes, excelente canción para cabecear.

P1000335

Después vendría otro clásico Snowblind, seguido de Age of Reason, canción de su nuevo disco 13. Conforme pasaba el tiempo el concierto se iba poniendo mucho mejor. Las luces del escenario se pusieron de rojo, sonido de campanas mas la entrada de Tonny Iommi daban inicio a la magia de Black Sabbath.

A continuación vendrías dos temas mas de su disco homónimo Behind the Wall of Sleep, y seguido de esto la magnífica entrada de N.I.B a cargo del maestro Geezer Butler. Otra de las nuevas canciones que tocaron fue End of the Beginning.

Pero eso no era todo se venían más clásicos, esta vez del disco Paranoid, sonó Fairies Wear Boots, Rat Salad el cual fue combinado con un solo de Tommy Clufetos, y Iron Man.

Aun nos faltaban unas cuantas canciones mas por escuhar. Se mandaron God Is Dead? Seguida por Dirty Women. El concierto estaba ya en sus momentos finales, pero el público quería más. Cuando Tonni Iommi empieza a tocar el riff de Children of the Grave, todo fue una locura.

P1000326

Finalmente llego el momento que muchos estaban esperando, Paranoid, casi catorce años atrás, cuando gracias a un primo escuche por primera vez este tema, nunca me imagine ver a Black Sabbath en vivo, pero al fin, después de tanta espera mi sueño se estaba cumpliendo.

Todos saltaban y coreaban este clásico de clásicos, la energía presente en el lugar fue algo único. Al final los padres del heavy metal se despidieron de todos y a la vez agradecieron por la excelente respuesta durante el concierto.

Ya un poco más tranquilo, salimos del parque y después alcance a tomar el último transmilenio que me llevaría al departamento de mi anfitrión Roman.

Anuncios