Cascadas de Naranjal

Fue de repente, cuando Hernán me paso el dato para ir a las cascadas de Naranjal. Decidí ir, pues aún no conocía el lugar.

Primero tendríamos que ir hasta Puerto Inca para encontrarnos con Lulu.

Cuando llegamos ella nos llevo a conocer las plantaciones de banano y cacao de sus padres.

Mientras recorríamos nos explicaba un poco sobre las variedades de cacao y otros productos que se producían en el lugar. Fue muy interesante.

20140216_103409

El sabor de la baba de cacao era algo parecido al taxo, pero mas dulce, estuvo muy bueno, así que fuimos comiendo eso mientras seguíamos recorriendo.

Cacao fino de aroma

En una parada nos encontramos con un árbol cargado de nihuitos, como nunca había visto esa fruta quise probarla.

20140216_114842 Nihuito

Después de eso fuimos a la finca de la mamá de Lulu, pero antes paramos en un lugar donde vendían fritada.

Mas tarde cuando estábamos en casa de su padre, nos alistamos y salimos para Naranjal.

El viaje fue rápido. Cuando nos bajamos cogimos un taxi hasta la entrada a las cascadas. Para entrar al lugar había que pagar un dólar.

Una vez listos, tomamos un poco de cerveza en una pequeña tienda y empezamos el recorrido.

20140216_171647

20140216_154051

Después de haber pasado por algunas cascadas, paramos en una de las mas grandes para nadar un poco.

20140216_144940

Mas tarde seguimos subiendo hasta que llegamos a la última cascada. Descansamos un poco y después regresamos.

DSC00398 DSC00402

DSC00405

Una vez que salimos del lugar, tomamos un taxi y nos dirigimos a buscar el bus que nos lleve a Puerto Inca.

Cuando llegamos fuimos a merendar y después de eso regresar a Guayaquil.

Anuncios